jueves, 28 de octubre de 2010

Mi Néstor preferido

¿Vieron esos artículos de opinión que publica La Nación después de alguna importante victoria kirchnerista? Esos en los que aparece un Néstor Kirchner desorbitado, algún importante integrante del gabinete diciendo cosas como "el Flaco está más loco que nunca" o "no entra en razones", y el infaltable remate en el cual uno se lo imagina más bizco que nunca: "Ahora vamos por más. AHORA VAMOS POR TODO."


Es claro que el objetivo de esas piezas literarias (ahora me da fiaca buscar un ejemplo, pero seguro ustedes ya leyeron varias de esas y saben de lo que estoy hablando) es instilar un poco de miedo en las clases medias porteñas. Como en "El Origen", el objetivo es implantar una idea en la mente del lector: "alguien tiene que frenar a este irracional antes que venga a punta de pistola a quitarme lo que tengo en la caja de seguridad en el banco, los 20.000 dólares de la venta del terreno en Mar del Plata".


Aún en mis momentos de anti-kirchnerismo (no me gustaron el último año de Néstor y el primero de Cristina, por ejemplo, pero eso es asunto para otro momento), o en mis momentos de bronca contra algo en particular, nunca pude dejar de admirar la racionalidad extrema de NK. A veces no entendía ciertas de sus lógicas, pero a la larga terminaba entendiendo el objetivo que buscaba. Más que un apostador jugando su última carta, yo lo veía como un ajedrecista anticipando las 6 próximas jugadas de su adversario.


Y, en el fondo, esos artículos lograban el efecto contrario al buscado, al menos en mi caso. Leer esa caricatura me traía a la mente un Néstor calculando costo-beneficio hasta en el baño. Por eso ese Néstor desorbitado de La Nación siempre fue mi Néstor favorito. El Néstor que sulfura(ba), el Néstor cuya carótida nos explotó en la cara a todos los argentinos, es el Néstor que iba por más. Más derechos, más libertad de expresión, más laburo, mejores sueldos.

3 comentarios:

lacoladeldiablo dijo...

Mi Néstor preferido: el que después de escuchar a los grandes empresarios franceses con intereses en la Argentina, en París, allá por el comienzo de su gobierno, y ante una alambicada perorata de uno (creo q Suez, con litigio ante el CIADI)sobre el amor que sentía por nuestro país, le espetó, todo despatarrado en una silla "hay amores que matan".

Abrazos desde Hanoi.

Lodovico Settembrini

el de adentro dijo...

Lodovico querido, una alegría escucharlo desde tierras tan remotas... imagino la desazón de estar tan lejos en este momento, y todas las incertidumbres. Esta mañana quedaron canceladas las misiones comerciales a Vietnam y Corea, pero ayer me habían dicho que la PNA iba a Corea a la reunión del G-20. Fui a la Plaza pero no entré a la Rosada. Me fui directo al laburo, tempranito, me pareció que era el mejor homenaje que le podía hacer.

Anónimo dijo...

Que piensan respecto a lo que dijo Lula, respecto a que entre Argentina y Brasil hay prejuicios, entre grupos empresarios, también a nivel diplomático. En cambio entre Kirchner y Lula, la cosa fue distinta.

Saludos
PinoLux.
PD: Se viene una alianza entre el Kirchnerismo y los diversos partidos de corte socialista???